El Chapuzas Informático > Hardware > Este es el rendimiento de la NVIDIA RTX 4060 Ti bajo PCIe 3.0 x8

Este es el rendimiento de la NVIDIA RTX 4060 Ti bajo PCIe 3.0 x8

La salida de la nueva tarjeta gráfica de gama media ha despertado su interés entre muchos usuarios que esperan poder actualizar su PC, en especial tras la escasez de GPU en la generación anterior. Entre ellos se encuentran los que quieren conectar su NVIDIA RTX 4060 Ti a un PCIe 3.0 x8, ya que su placa base no soporta generaciones posteriores. ¿Se ve muy afectado el rendimiento?

El trabajo de la interfaz PCI Express es el de conectar una tarjeta gráfica, o un SSD NVMe, con la RAM del sistema de forma directa, la cual sirve como puente directo con la CPU. Dado que en los PC tenemos una arquitectura no unificada de memoria, es necesario que todos los activos gráficos pasen por la RAM antes de quedarse almacenados en la VRAM situada en la memoria de vídeo cuando hacemos uso de una tarjeta gráfica dedicada. Esto implica que a medida que el flujo de datos aumenta, al mismo tiempo las viejas interfaces PCI Express se quedan totalmente desfasadas.

La NVIDIA RTX 4060 Ti pierde rendimiento con PCIe 3.0 x8

RTX 4060 Ti Closeup

Si tienes pensado comprar una NVIDIA RTX 4060 Ti, has de saber que si tu placa base tiene cierta antigüedad y no soporta PCIe Gen 4 o 4.0 en adelante, te puedes encontrar con una pequeña pérdida de rendimiento importante. Lo que se traduce en que no podrás usar el 100% de potencia de dicha GPU de gama media. Por suerte, la diferencia no hace que tengas que renovar tu ordenador.

Pero, ¿cuál es el impacto de conectar una NVIDIA RTX 4060 Ti en un PCIe 3.0 x8? Pues obviamente una pérdida de frames por segundo bajo el mismo sistema respecto a conectarlo a sus homónimos de generaciones posteriores. Los cuales ofrecen cómo mínimo el doble de ancho de banda.

De tal manera que se pueden ver recortes como los que se pueden ver en los gráficos de arriba de estas líneas. En el dato que nos hemos de fijar es en la barra inferior, por el hecho de que esta marca la velocidad mínima a la que puede llegar la GPU a la hora de generar una escena y dicha diferencia se debe a que en la RTX 4060 Ti el PCI Express Gen 3 ofrece una pequeña limitación.

La media está en una pérdida de aproximadamente un 2%, algo que casi podría entrar dentro del margen de error del 1%, por lo que la pérdida realmente es mínima.

Puede parecer que el efecto sea pequeño, pero sí lo pensamos un poco, ninguno de los juegos que se han usado para medir son títulos punteros con altas exigencias en memoria de vídeo. Sin embargo, dicho problema se incrementa si aumentamos la resolución del juego y los requisitos de VRAM de estos crecen, ya que la causa no es otra que el ancho de banda del PCIe de tercera generación empieza a no poder mantener el ritmo.

Un problema que se agudizara cuando se usen los SSD en serio

SSD NVMe M.2 instalado placa base

Seamos sinceros, los SSD no se están utilizando apenas en los juegos y los que soportan DirectStorage se cuentan con los dedos de las manos, sin embargo, una de las ventajas que tienen es el acceso en tiempo récord los datos que necesita la GPU si lo comparamos con la latencia de un disco duro, no obstante, no son lo suficientemente rápidos como para dar información para la generación del fotograma actual.

¿Y qué tiene que ver esto con la RTX 4060 Ti y el PCI Express? Pues el hecho que estás aumentando la cantidad de datos que pasan por el bus y claro está que como ya hemos visto, el de tercera generación empieza a ir a rebufo.

¿Compensará esa reducción de la latencia el pasar más datos en menos tiempo por el bus? Será un tema interesante a tratar.