El Chapuzas Informático > Hardware > Intel quita la CPU a Falcon Shores: será una GPU HPC enfocada a la IA

Intel quita la CPU a Falcon Shores: será una GPU HPC enfocada a la IA

Intel ha decidido cambiar el mapa de ruta en cuanto a sus tarjetas gráficas para computación de alto rendimiento, Y es que parece ser que van a lanzar una versión de Falcon Shores sin CPU, lo cual contradice lo anunciado en su propio mapa de ruta. ¿Qué ha llevado a la empresa liderada por Pat Gelsinger a tomar esta decisión en cuanto al futuro de sus GPU HPC?

En el mundo no solo hay GPU para jugar, sino que una de sus aplicaciones más conocidas es el mundo de la ciencia, donde las diferentes universidades y grandes empresas del sector tienen granjas enteras de tarjetas gráficas optimizadas para el tipo de datos y algoritmos que han de procesar. Se trata de modelos mucho más caros y complejos, en parte por el hecho de que trabajan con precisiones mucho más altas como es la coma flotante de 64 bits. Dicho mercado es muy lucrativo e Intel no parece estar dispuesta a abandonarlo tras probar suerte con Ponte Vecchio.

Intel Falcon Shores se queda sin CPU, pero mantiene fecha

Intel acaba de anunciar un cambio importante en la estrategia alrededor de su XPU, Falcon Shores, la cual, inicialmente al igual que ocurre con las Instinct de AMD, tenía que reunir en un solo empaquetado, que no un mismo chip, tanto una CPU Intel Xeon como una GPU para computación de alto rendimiento. ¿Su plan? Falcon Shores pasa a ser una GPU y pierde su CPU por el camino. ¿Se trata de una cancelación del concepto original? No, simplemente mantienen su fecha de lanzamiento para 2025 y el modelo inicialmente proyectado, con Xeon integrado, lo lanzarán a una fecha más tardía, pero desconocida por el momento. ¿Estamos ante una cancelación encubierta? Solo el tiempo nos lo dirá.

Por el momento sabemos poco del Falcon Shores sin CPU, solo que mantendrá el diseño disgregado por chiplets como sus antecesores, una tendencia común en la industria que por el momento solo NVIDIA ha decidido no adoptar. La memoria que utilizará será HBM3 e interfaces CXL, pero no sabemos nada más en cuanto a especificaciones, pero Intel deberá apuntar mucho más alto que NVIDIA con Blackwell para HPC. En especial ahora que tienen el objetivo de competir en IA en dicho segmento.

En todo caso, dicho cambio no es una mala noticia, sino al contrario, el hecho de lanzar la GPU Falcon Shores en vez de la XPU es que permite no solo lanzar una versión SMX para los sistemas que usen otra CPU, sino que además les permite lanzar una versión PCI Express.

Se trata de un reset en los planes de Intel en cuanto a GPU

Intel-Ponte-Vecchio-1

El hecho de que Intel vaya a lanzar Falcon Shores sin CPU no es una mala noticia en absoluto, más bien al contrario. Ya que uno de los problemas que tienen las GPU para el mercado HPC o de computación de alto rendimiento, es que suelen ser más proyectos para experimentar el desarrollo y despliegue de nuevas tecnologías y están asociados habitualmente al proyecto de un superordenador en concreto. Al menos este es el caso de Intel y AMD, quienes han desarrollado sus tecnologías Ponte Vecchio y las diferentes generaciones de CDNA para sistemas concretos, mientras que NVIDIA continua con su dominio imparable en dicho mercado.

Ahora bien, si dejamos a la marca y comparamos a las otras dos, nos encontramos que la más novata de todas en GPU de alto rendimiento, pues no está pasando un buen momento. La marcha de Raja Koduri y una parte del equipo pensante de Ponte Vecchio se debe a una cosa muy clara, se trata de una pieza muy compleja de fabricar. Para colmo de males, llego dos años tarde y no consigue llegar a los niveles de rendimiento de unas GPU HPC de NVIDIA, mucho más baratas de fabricar. Su versión abaratada, Rialto Bridge, está cancelada y muy probablemente por falta de rendimiento. Lo peor de todo es que Intel no tiene una GPU de alto rendimiento para beneficiarse de la tendencia de las IA generativas.