El Chapuzas Informático > Periféricos > Crean un teclado emergente táctil, ¿es el futuro de los smartphones?

Crean un teclado emergente táctil, ¿es el futuro de los smartphones?

Desde hace varios años los smartphones y los teclados de PC están estancados en su función principal, que no es otra que introducir caracteres mediante pulsación de unas teclas. ¿Qué pasaría si uniésemos una superficie plana, como una pantalla, y de ella emergiesen las teclas conforme las fuésemos a tocar? O al contrario, ¿y si en cada pulsación se retrotrajesen confirmando dicha pulsación como si fuera un switch? En cualquiera de los dos casos tendríamos una pantalla plana mientras no se use la función de teclado, y un teclado completo cuando la necesitemos. Así es el teclado emergente táctil de Future Interfaces Group.

Pues quizás no te parezca muy útil, pero dado que está en plena fase de trabajo de investigación el sistema es realmente novedoso y puede cambiar el mundo para personas como los invidentes, que podrían leer en braille, por ejemplo, la pantalla de su móvil.

Así es el teclado emergente táctil que puede revolucionar muchas industrias

Las aplicaciones son infinitas, puesto que no deja de ser una especie de membrana que se puede adaptar a cualquier entorno. Con menos de un centímetro de grosor, la tecnología que ha implementado Future interfaces Group en este trabajo de investigación es realmente sobresaliente.

La matriz es compacta, es ligera (solo 32 gramos) y puede usarse para, por ejemplo, notificaciones táctiles.

Capas-teclado

La función como decimos es un teclado emergente, que también puede retraerse, donde sus botones se hinchan hasta que se presionan.

De momento, la matriz mínima para cada botón es de 2 mm, la cual se puede inflar hasta los 10 mm, siendo perfectamente sensible al tacto. Por supuesto, cada botón es personalizable y sus aplicaciones pueden llegar hasta el punto de ser usadas incluso para la música.

Bombas hidráulicas miniaturizadas

Pulsación-real

No deja de ser un panel plano que usa bombas hidráulicas en miniatura para elevar la superficie a través de un fluido en una matriz estanca. El tacto es suave, progresivo y reactivo. Imaginemos esto en un iPhone, donde su pantalla OLED permitiese hincharse levemente para que unos iconos se realcen ante una acción.

Las posibilidades son infinitas. En un mismo iPhone podríamos jugar con un stick con estos botones en la misma pantalla, teniendo un mando físico sin necesidad de accesorios. Pensemos en los teléfonos plegables, donde la pantalla interior es tradicional, y la exterior podría ser con este teclado emergente táctil, dotando al teléfono de dos pantallas, donde la exterior puede usarse para contestar WhatsApp sin necesidad de abrir dicho teléfono.

Portada-teclado-táctil

Actualmente y según se indica, esto es propiedad de Carnegie Mellon, y se afirma que es el siguiente paso a la vibración háptica que tienen muchos teléfonos o mismamente, coches de gama alta. ¿Te imaginas un coche con esta tecnología en el climatizador o en el sistema de sonido?

Tendríamos lo mejor de un sistema háptico, lo mejor de un sistema tradicional de botón físico y todo en una pantalla que podríamos configurar a nuestro gusto mediante el software correspondiente del aparato, coche o gadget de turno.

Diámetros-máximos-y-mínimos-teclado-táctil

De momento, no se ha implementado en ningún sistema real, pero a raíz de la presentación del trabajo seguro que muchas empresas miran con buenos ojos el invertir para desarrollar una tecnología que, a poco que mejore tamaño, respuesta y grosor, podría ser muy interesante para el futuro.