El Chapuzas Informático > Refrigeración > Review: Be Quiet! Dark Rock Pro 4

Review: Be Quiet! Dark Rock Pro 4

Tras analizar allá por el 2014 a su antecesor, hoy tenemos sobre nuestro equipo de pruebas el renovado Be Quiet! Dark Rock Pro 4, un poderoso disipador de doble torre y doble ventilador que promete un rendimiento sensacional para que nos olvidemos de las líquidas.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4

Veamos para comenzar las especificaciones técnicas del Be Quiet! Dark Rock Pro 4:

Be Quiet! Dark Rock Pro 4
Compatibilidad Intel LGA 1700/1200/115x/1366/2066/2011
AMD AMx/FMx
Dimensiones 163 x 146 x 136 mm (alto, ancho, profundo)
Peso 1,13 kg
Materiales Doble torre de 45 aletas de aluminio
Base y heatpipes de cobre
Ventiladores 1 x Silent Wings 3 120 mm PWM (1500 RPM)
1 x Silent Wings 135 mm PWM (1200 RPM)
Sonoridad: 12,8/17,9/24,3 dB (50/75/100%)
Vida útil: > 300.000 horas
Otros TDP: 250W
3 años de garantía

Antes de comenzar la review queremos agradecer a Be Quiet! por cedernos este Dark Rock Pro 4 para su análisis.

Índice de contenidos

Embalaje y Accesorios

El Be Quiet! Dark Rock Pro 4 viene en una caja de cartón de grandes dimensiones que nos recuerda el tamaño del disipador que vamos a tener entre manos, usando la estética negra seña de identidad de la marca. A lo largo del embalaje encontramos sus principales características y las especificaciones técnicas que ya hemos visto antes, quedando muy bien protegido en su interior por un marco de espuma.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Embalaje

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Manual

Además de un manual de usuario para cada idioma, se incluye el kit de montaje para prácticamente cualquier socket moderno, excluyendo el TR4 que tiene una versión dedicada del propio disipador. Contamos también con un destornillador para el montaje, una jeringuilla de pasta térmica y 4 clips que permiten la instalación del segundo ventilador y otro opcional.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Accesorios

Be Quiet! Dark Rock Pro 4

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Diseño 1

Desembalamos por completo el Be Quiet! Dark Rock Pro 4 y nos encontramos un robusto disipador totalmente negro que comparte diseño con su antecesor, con el que hay pocas diferencias estéticas.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Diseño 2

Está compuesto por una doble torre de 45 aletas de aluminio cada una, siendo las inferiores más estrechas para no interferir en el disipador del VRM o en el de la memoria RAM.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Diseño 3

A un lado queda un ventilador Silent Wings 3 de 120 mm con control PWM y 1500 RPM máximas, mientras que entre ambas torres tenemos un Silent Wings de 135 mm, igualmente PWM pero de 1200 RPM. Entre ambos especifican una sonoridad de 12,8/17,9/24,3 dB al 50/75/100% de sus RPM, prometiendo una vida útil de más de 300.000 horas.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Diseño 4

Desde el lado superior podemos ver la terminación de los 7 heatpipes de cobre con forma de U que se encargan de tomar el calor de la base de cobre niquelada y repartirlo por ambas torres de aletas.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Diseño 5

Instalación

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Instalación 1

En nuestro caso, vamos a instalar el Be Quiet! Dark Rock Pro 4 en un procesador con socket Intel LGA 1700, por lo que debemos usar el backplate con los 4 tornillos metálicos en la posición más externa, fijados con las tuercas de goma negras y colocarlo tras la placa base como vemos a continuación.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Instalación 2

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Instalación 3

Desde el frontal, debemos colocar las 4 tuercas alzadoras y sobre estas las dos guías metálicas que quedaran fijadas con los 4 tornillos. De como coloquemos estas guías dependerá la posición del disipador, siendo lo habitual ponerlas en horizontal como vemos a continuación.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Instalación 4

Solo nos falta colocar pasta térmica sobre el procesador y apoyar el bloque disipador sobre este, atornillando a ambos lados con el destornillador incluido, o uno propio muy largo. Para ello, quitamos la tapa de un “heatpipe falso”, un buen detalle para no tener que quitar toda la tapa.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Instalación 5

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Instalación 6

Como podemos comprobar en la imagen anterior, el disipador es totalmente compatible con memorias de casi cualquier altura.

Pruebas

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Equipo de pruebas 2

Para analizar su rendimiento y sonoridad, hemos usado el siguiente equipo de pruebas:

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Equipo de pruebas

Metodología de Pruebas

  • Fijamos en BIOS el voltaje de la CPU a 1,15V, los núcleos P a 4,9 GHz y los núcleos E a 3,9 GHz. De esta forma, permitimos la comparación con disipadores sencillos al forzar un consumo de en torno a 140W.
  • Realizamos una prueba de esteres en Aida64 con las casillas de procesador y memorias activadas durante 5 minutos, se limpia el historial y se anota la media del minuto siguiente.
  • Los valores en Reposo se miden con los modos de ahorro de energía activos.
  • Los ventiladores giraran a la velocidad establecida en cada modo, así como, la bomba que también varia sus revoluciones. Si no tienen modos predefinidos, se aplica el PWM de la placa base y se prueba también con los ventiladores al máximo (MAX).
  • Para el ranking se utilizan temperaturas delta entre la ambiental y la de su correspondiente prueba.

Pruebas de Rendimiento

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Temperaturas

Con una temperatura ambiente de 22ºC, el Be Quiet! Dark Rock Pro 4 es capaz de mantener a raya las temperaturas del Intel Core i9-12900K con los ventiladores girando suavemente y sin ser apenas audible, pues sus 37,5 dB a pleno rendimiento en modo PWM son realmente bajos. Pero es que incluso con los ventiladores al máximo, la sonoridad no asciende de 40,6 dB, que sigue siendo poco molesto y mantiene a raya dicho procesador.

Be Quiet! Dark Rock Pro 4 - Temperaturas ranking

Conclusión

Be Quiet! Dark Rock Pro 4

El Be Quiet! Dark Rock Pro 4 es un disipador ideal para los que buscan una sonoridad mínima, incluso en procesadores con un alto TDP. Cierto es que otras alternativas pueden conseguir bajar las temperaturas, pero a costa de una mayor sonoridad. Personalmente, la única pega la pondría en el sistema de montaje, algo más complejo que en otros modelos similares.

Podemos encontrar a la venta el Be Quiet! Dark Rock Pro 4 en tiendas como Amazon por unos 78 euros, buen precio frente a modelos top de la competencia, aunque con mucha competencia en las liquida TEU.

Principales ventajas
+ Excepcional relación sonoridad/refrigeración
+ Estética “all black” muy buena
+ Capaz de mantener un i9 con 0 dB en reposo
+ 100% compatible con cualquier memoria RAM
Aspectos Negativos
Montaje mejorable, algo complicado
Otros Aspectos
* Mucha competencia en las líquidas TEU
* 163 mm de altura

Desde del El Chapuzas Informático le otorgamos el Galardón de Oro al disipador Be Quiet! Dark Rock Pro 4.

Galardón de Oro

Artículos relacionados