El Chapuzas Informático > Xbox One > La Xbox One S All-Digital Edition integra en su interior tanto el soporte como mecanismos para la unidad lectora

La Xbox One S All-Digital Edition integra en su interior tanto el soporte como mecanismos para la unidad lectora

Justo en el día de ayer se anunciaba la Xbox One S All-Digital Edition, y ahora conocemos más detalles de esta Xbox One S «capada», donde se ha quitado la unidad lectora para convertirla en una consola completamente digital, aunque la unidad lectora es lo único que realmente han quitado.

Con esto queremos decir que han quitado la unidad lectora y han empleado una nueva tapa para ocultar la ranura existente para meter los discos, y no solo eso, sino que con esta placa han ocultado el botón para sacar el disco, el cual sigue estando presente, al igual que todos los puertos y conexiones, por lo que, en teoría, si compensara la compra de esta consola, un usuario podría volver a meterle una unidad lectora o aprovechar este puerto para otra utilidad, siendo la duda si se podría hacer que la consola soportara dos discos duros.

Interior de la Xbox One S

Puerto SATA III de la unidad lectora que queda libre

Xbox One S All-Digital Edition

La nueva tapa frontal de la Xbox One S All-Digital Edition esconde el mecanismo físico para sacar el disco de la unidad lectora.

Todo esto se traduce en tener una Xbox One S con una placa que oculta tanto la zona de la unidad lectora como el botón para retirar los discos, es decir, la ley del mínimo esfuerzo, pero también la más rentable si pensamos en que quitando el Blu-ray, y añadiendo una nueva placa frontal, ya han lanzado una «nueva consola».

A dos meses del anuncio de la nueva Xbox, Microsoft únicamente ha mostrado que ya no le compensaba ofrecer una consola mucho más compacta y al menos tener un valor añadido, ya que hay que recordar que la Xbox One S All-Digital Edition llegará a las tiendas el próximo 7 de mayo a un precio de 230 euros, un precio más caro respecto al modelo con Blu-ray que con diversas ofertas ha llegado a caer hasta los 155 euros, y todo ello pudiendo aprovechar la unidad lectora tanto para disfrutar de juegos de segunda mano o prestados o como para reproducir películas en este formato, por lo que este modelo no pinta nada en el mercado.

vía: Windowscentral

Artículos relacionados